CODIGO DE ETICA DE LA SUNAT Y DE LOS FUNCIONARIOS PUBLICOS

En el presente articulo detallaremos acerca de los códigos de etica para los trabadores de la sunat y de los trabajadores públicos. El código de ética de la sunat es aprobado mediante resolución de superintendencia 245-2019/sunat

¿Cuáles son los valores institucionales de sunat?

Los valores que caracteriza a los trabajadores de sunat son integridad, excelencia y compromiso.

Integridad.- Debido a que los trabajadores de sunat son coherentes con los principios y el actuar de todos en la institución. En el trabajo integridad se refiere a que las acciones de los trabajadores al cumplir  su labor deben de cumplir con las normas y principios éticos, teniendo siempre un comportamiento honesto y con vocación de servicio. Además de cuidar su imagen como servidor publico; es decir que siempre cuidan su vida privada y que ésta sea coherente con este principio. 

Excelencia.- Es decir que hacen los mayores esfuerzos para que su labor se vea reflejada hacia los contribuyentes o usuarios de los servicios, usuarios del comercio exterior entre otros. Es decir que siempre buscaran la satisfacción de los contribuyentes, utilizando eficientemente los recursos que le son asignados.

Compromiso.- El compromiso es institucional y personal que supone cumplir con las obligaciones laborales ofreciendo mucho más de lo que espera el contribuyente, para que la sunat pueda cumplir con sus objetivos.

¿Cuáles son los principios y deberes éticos de los trabajadores de la  sunat?

Son el Respeto, Compromiso,probidad, responsabilidad, eficiencia y la transparencia.

 

Respeto.- Nos tratamos con respeto y cordialidad, promoviendo un buen ambiente laboral y el trabajo en equipo. De igual manera, nuestro trato con la ciudadanía se desarrolla con cortesía, imparcialidad y profesionalismo.

Compromiso.- Estamos altamente comprometidos con los objetivos institucionales y la generación del bien común.

Probidad.- Actuamos con sinceridad, veracidad, rectitud, honradez, honestidad e integridad, procurando satisfacer el interés general; desechando todo provecho o ventaja
personal indebida

Responsabilidad.- Actuamos con responsabilidad respecto de nuestros actos y con proactividad en el desempeño de nuestra labor, orientados al logro de metas.

Eficiencia.- Brindamos calidad en cada una de las funciones que se encuentran a nuestro cargo, actuando con diligencia, prudencia y profesionalismo; hacemos uso adecuado del
tiempo, y de los recursos y bienes de la entidad.

Transparencia.- Reconocemos que nuestros actos son de carácter público y accesibles al conocimiento de toda persona, salvo las excepciones establecidas por Ley.

CODIGO DE ETICA DE LA SUNAT Y DE LOS FUNCIONARIOS PUBLICOS Clic para tuitear

Normas del Código de Ética.


El cumplimiento de las normas éticas permitirá fortalecer nuestra organización y
contribuir a la implementación y adopción permanente de una cultura de integridad
generando confianza en la ciudadanía. En la SUNAT guiamos nuestra conducta
teniendo en cuenta las siguientes normas:



• Establecemos relaciones de respeto entre el personal de la SUNAT y la ciudadanía.

Propiciamos un ambiente de trabajo sano y seguro donde los trabajadores sin
importar las diferencias personales y/o profesionales nos tratamos con cortesía y respeto, cuidando y valorando nuestras relaciones laborales generando un ambiente propicio para nuestro desarrollo profesional y maximizando la cultura organizacional.

De igual manera, nuestro trato con la ciudadanía se desarrolla en un marco de
integridad, cortesía, imparcialidad y profesionalismo. Asimismo, a efectos de
mantener un servicio de gran calidad, guiamos nuestra conducta con los más altos
estándares de calidad generando certidumbre y confianza hacia la ciudadanía.


• Respetamos y resguardamos dentro y fuera la imagen de nuestra Institución.

Desarrollamos y propiciamos que nuestras labores contribuyan a conservar y resguardar la buena imagen institucional, tanto dentro de las instalaciones como fuera de ellas, así como en los eventos nacionales o internacionales en los que participemos. Tenemos el compromiso de actuar conforme a las normas éticas, de integridad y otras derivadas de la normativa laboral interna, evitando toda conducta que pueda dañar la imagen institucional.


Fortalecemos nuestra conducta para frenar la discriminación.
Propiciamos un ambiente sin discriminación, tratándonos por igual sin importar el
origen étnico, género, condición social, religión, opinión, orientación sexual, educación
o capacidades diferentes, entre otras.

Prevenimos y sancionamos el hostigamiento sexual
Respetamos nuestro ambiente de trabajo, evitando aquellos actos que configuren
conductas de acoso u hostigamiento sexual, sea de carácter físico, verbal y/o digital.


• No usamos los bienes de la institución en provecho nuestro o de terceros.
Utilizamos los recursos institucionales de forma responsable y eficiente, aplicando los
criterios de custodia, optimización, racionalidad y ahorro.


Somos conscientes de que los bienes de la SUNAT son adquiridos con recursos
públicos para el cumplimiento de nuestra función pública y no para otros fines.
Evitamos los conflictos de intereses y no toleramos la corrupción.


• Fortalecemos la prevención y combatimos todo tipo de corrupción.
Estamos comprometidos en consolidar una cultura de integridad, transparencia,
honestidad y de cumplimiento repudiando todo tipo de conductas que incurran en
actos de corrupción.


Somos partícipes activos en la implementación de herramientas de control que nos
permitan mitigar los riesgos, como el sistema de gestión antisoborno y otros que
determine la institución.


Frente a un intento por parte de los contribuyentes y/o miembros del sector
empresarial respecto al ofrecimiento de regalos, cortesías, atenciones e invitaciones u
otros actos similares a cambio de favores o trato especial, este debe ser rechazado y
comunicado al superior inmediato para proceder conforme a las disposiciones
normativas vigentes.


No aceptamos ni encubrimos situaciones que generen o evidencien un posible
conflicto de intereses
Evitamos cualquier situación de conflicto real o potencial en la que el interés personal,
familiar, laboral, comercial, financiero, económico o político de un trabajador colisione
con el interés público y el ejercicio de nuestras funciones y labores, debiendo
entenderse que toda actuación que realiza el trabajador debe estar dirigida a asegurar
el cumplimiento de los fines institucionales.


No participamos de forma directa o a través de terceros en los remates que realiza la institución.
Respetamos las normas y procedimientos internos que regulan las prohibiciones para
la compra de bienes materia de remate, sea cual fuera su naturaleza. Por tal razón, no
participamos directa o indirectamente a través de terceros, en los remates de bienes
que realice la institución.


• Protegemos y no realizamos un mal uso de la información
Actuamos con compromiso y responsabilidad cautelando la información generada y
obtenida en el desarrollo de nuestro trabajo.

Dicha información únicamente la utilizamos para los fines y propósitos de las funciones asignadas y, en ninguna circunstancia, para la obtención de algún provecho o ventaja personal, o en perjuicio de terceras personas. Esta información sólo puede ser revelada siguiendo los procedimientos internos y de acuerdo con la normativa vigente sobre la materia, incluyendo las referidas a la seguridad de la información.
Estamos comprometidos e identificados con los objetivos y el cumplimiento de metas
institucionales.


Trabajamos en equipo con eficiencia y eficacia.
Orientamos nuestro trabajo siguiendo criterios de enfoque y priorización,
desempeñándonos con cuidado, diligencia y profesionalismo garantizando la eficacia y
calidad en cada una de las funciones asignadas, procurando capacitarnos
permanentemente.


Cumplimos nuestra normativa interna
Guiamos nuestra conducta respetando el ordenamiento jurídico vigente y las normas
internas, garantizando con objetividad que nuestras decisiones respeten los principios
constitucionales y aquellos derivados de la función administrativa y las reglas
institucionales.


• Actuamos con neutralidad
Somos objetivos, neutrales e imparciales en el desarrollo de nuestras funciones, las
cuales están alejadas de presiones políticas, familiares, económicas, sociales o de
cualquier otra índole.


En el ejercicio de nuestras funciones no tenemos ningún trato preferencial o
diferenciado con ninguna organización o persona en particular y no admitimos o
formulamos recomendaciones en los procedimientos en los que participamos.


• Desempeñamos nuestras funciones con transparencia.
Realizamos nuestras funciones de manera transparente, lo que implica que nuestros
actos tienen en principio carácter público y son accesibles al conocimiento de la
ciudadanía con las limitaciones que la constitución, la ley y la normatividad interna
prevén.


• Actuamos con discreción
Mantenemos reserva y confidencialidad en nuestras relaciones interpersonales
respecto de la información o hechos de los que tengamos conocimiento, sin perjuicio
de los deberes y las responsabilidades que nos corresponden de acuerdo con las
normas que regulan el acceso y la transparencia de la información pública.


• Ejercemos de forma correcta nuestro cargo
Con motivo o en ocasión del ejercicio de nuestras funciones no adoptamos represalia
de ningún tipo ni ejercemos coacción alguna contra otros funcionarios, trabajadores o
personas.


Orientamos nuestro trabajo a la misión de SUNAT, aportando al máximo nuestras
capacidades, conocimientos y actitud de servicio.

Código de ética del servidor publico.

¿Cuáles son los principios y deberes del servidor publico?

  1. Respeto.-Adecua su conducta hacia el respeto de la Constitución y las Leyes, garantizando que en todas las fases del proceso de toma de decisiones o en el
    cumplimiento de los procedimientos administrativos, se respeten los derechos a la
    defensa y al debido procedimiento.
  2. Probidad.- Actúa con rectitud, honradez y honestidad, procurando satisfacer el interés general y desechando todo provecho o ventaja personal, obtenido por sí o por interpósita persona.
  3. Eficiencia.- Brinda calidad en cada una de las funciones a su cargo, procurando obtener una capacitación sólida y permanente.
  4. Idoneidad.- Entendida como aptitud técnica, legal y moral, es condición esencial para el acceso y ejercicio de la función pública. El servidor público debe propender a una formación sólida acorde a la realidad, capacitándose permanentemente para el debido cumplimiento de sus funciones.
  5. Veracidad.- Se expresa con autenticidad en las relaciones funcionales con todos los miembros de su institución y con la ciudadanía, y contribuye al esclarecimiento de los hechos.
  6. Lealtad y Obediencia.-Actúa con fidelidad y solidaridad hacia todos los miembros de su institución, cumpliendo las órdenes que le imparta el superior jerárquico competente, en la medida que reúnan las formalidades del caso y tengan por objeto la realización de actos de servicio que se vinculen con las funciones a su cargo, salvo los supuestos de arbitrariedad o ilegalidad manifiestas, las que deberá poner en conocimiento del superior jerárquico de su institución.
  7. Justicia y Equidad.- Tiene permanente disposición para el cumplimiento de sus funciones, otorgando a cada uno lo que le es debido, actuando con equidad en sus relaciones con el Estado, con el administrado, con sus superiores, con sus subordinados y con la ciudadanía en general.
  8. Lealtad al Estado de Derecho.- El funcionario de confianza debe lealtad a la Constitución y al Estado de Derecho. Ocupar cargos de confianza en regímenes de facto, es causal de cese automático e inmediato de la función pública.

¿Cuáles son los deberes del funcionario público?

  1. Neutralidad.- Su actuación debe ser imparcial evitando tener algún interés político, económico, o de cualquier otra índole en el desempeño de sus funciones demostrando independencia a sus vinculaciones con personas, partidos políticos o instituciones.
  2. Transparencia.- Debe ejecutar los actos del servicio de manera transparente, ello implica que dichos actos tienen en principio carácter público y son accesibles al conocimiento de toda persona natural o jurídica. El servidor público debe de brindar y facilitar información fidedigna, completa y oportuna.
  3. Discreción.- Debe guardar reserva respecto de hechos o informaciones de los que tenga conocimiento con motivo o en ocasión del ejercicio de sus funciones, sin perjuicio de los deberes y las responsabilidades que le correspondan en virtud de las normas que regulan el acceso y la transparencia de la información pública.
  4. Ejercicio Adecuado del Cargo.- Con motivo o en ocasión del ejercicio de sus funciones el servidor público no debe adoptar represalia de ningún tipo o ejercer coacción alguna contra otros servidores públicos u otras personas.
  5. Uso Adecuado de los Bienes del Estado.- Debe proteger y conservar los bienes del Estado, debiendo utilizar los que le fueran asignados para el desempeño de sus funciones de manera racional, evitando su abuso, derroche o desaprovechamiento, sin emplear o permitir que otros empleen los bienes del Estado para fines particulares o propósitos que no sean aquellos para los cuales hubieran sido específicamente destinados.
  6.  Responsabilidad.- todo servidor público debe desarrollar sus funciones a cabalidad y en forma integral, asumiendo con pleno respeto su función pública.
    Ante situaciones extraordinarias, el servidor público puede realizar aquellas
    tareas que por su naturaleza o modalidad no sean las estrictamente inherentes a su
    cargo, siempre que ellas resulten necesarias para mitigar, neutralizar o superar las
    dificultades que se enfrenten.

¿Cuáles son las prohibiciones del servidor publico?

  1. Mantener Intereses de Conflicto.-
    Mantener relaciones o de aceptar situaciones en cuyo contexto sus intereses
    personales, laborales, económicos o financieros pudieran estar en conflicto con el
    cumplimento de los deberes y funciones a su cargo.
  2. Obtener Ventajas Indebidas.- Obtener o procurar beneficios o ventajas indebidas, para sí o para otros, mediante el uso de su cargo, autoridad, influencia o apariencia de influencia.
  3. Realizar Actividades de Proselitismo Político.- Realizar actividades de proselitismo político a través de la utilización de sus funciones o por medio de la utilización de infraestructura, bienes o recursos públicos, ya sea a favor o en contra de partidos u organizaciones políticas o candidatos.
  4. Hacer Mal Uso de Información Privilegiada.- Participar en transacciones u operaciones financieras utilizando información privilegiada de la entidad a la que pertenece o que pudiera tener acceso a ella por su condición o ejercicio del cargo que desempeña, ni debe permitir el uso impropio de dicha información para el beneficio de algún interés.
  5. Presionar, Amenazar y/o Acosar.- Ejercer presiones, amenazas o acoso sexual contra otros servidores públicos o subordinados que puedan afectar la dignidad de la persona o inducir a la realización de acciones dolosas.
Puntuación de lector
[Total: 3 Promedio: 5]

Donald Lalangui D.

Hola, me llamo Donald, soy Creador, Administrador y Escritor de Emprendimiento contable Perú.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.